Archivo de la etiqueta: smartick

Métodos educativos alternativos: Sacando lo mejor de los niños

Las decisiones los padres toman en torno a la educación de los hijos serán definitivas en el futuro personal y profesional de los niños, y por esa razón, es importante conocer qué opciones están disponibles, tanto en sistemas educativos como en métodos de refuerzo, para ayudar a los pequeños a sacar el mayor provecho del aprendizaje.

Citaremos algunos ejemplos de sistemas de aprendizaje reglado o complementario que pretenden flexibilizar la enseñanza institucionalizada, mediante herramientas más individualizadas, que desarrollen el potencial de tus hijos en fases tempranas, a través de modelos progresivos, que refuerzan la creatividad y el pensamiento lógico sobre la memorización poco reflexiva. La regularidad y la disciplina, junto con el esfuerzo, redondean estos métodos que exigen una participación decidida y constante de los padres.

Smartick es un interesante sistema, fruto del trabajo académico de varios profesores anglosajones en los años 50, y que se fundamenta en el aprendizaje secuenciado de la matemáticas, (es decir, en la sucesión de ejercicios que se hacen más complejos a medida que se resuelven, y cuyos resultados son verificados por los alumnos inmediatamente después de completarlos), y en un sistema de aprendizaje dividido en pequeños hitos, que mejoran los resultados  de los niños. El método se basa en la repetición, la constancia y la frecuencia, y su principal pilar es el plan personalizado de estudio que se puede seguir a través de internet, a cualquier hora del día  en cualquier lugar, y es complementario a cualquier método de enseñanza. De esta forma se pretende que, a través de las matemáticas, que para Smartick tienen un papel relevante en el éxito académico de los niños, éstos consigan generar buenas prácticas de aprendizaje y concentración, que podrá aplicar al resto de materias que aprenden el colegio.

Todos estos métodos y herramientas educativas alternativas consideran que los padres deben tener un papel activo en la educación de los niños.
Todos estos métodos y herramientas educativas alternativas consideran que los padres deben tener un papel activo en la educación de los niños.

El objetivo principal de Kumon, por su parte, es dar a todos los alumnos, independientemente de los resultados académicos que hayan obtenido en el pasado, la oportunidad de rendir al máximo. Se busca reforzar las habilidades lingüísticas y matemáticas a través de la repetición de ejercicios básicos en ambas disciplinas, que se hacen cada vez más complejos a medida que el estudiante los supera, y hasta que alcance un nivel avanzado de destreza. La superación de fases refuerza los conocimientos adquiridos y da al estudiante autoconfianza, estimulándole a aprender por sí mismo. El método, creado por el desarrollado por el japonés Toru Kumon en los años 50 del pasado siglo, ha tenido tanto éxito que se ha extendido a nivel mundial y, en muchos países (incluido España) podrás encontrar centros de aprendizaje o refuerzo basados en este sistema.

Otro método cuyo éxito ha supuesto abrir centros educativos basados en sus principios es el sistema Montessori. Concebido por la profesora italiana María Montessori, este método se basa en el hecho de que la capacidad de aprendizaje de los niños en sus primeros años es muy amplia, y está pensado para aprovechar esta fase y para sacar el mayor provecho de ella. 

El potencial de los niños es inmenso, sacar lo mejor de ellos es uno de los principales objetivos de estos modelos educativos. Foto en educacion2.0.com
El potencial de los niños es inmenso, sacar lo mejor de ellos es uno de los principales objetivos de estos modelos educativos. Foto en educacion2.0.com.

Este método considera que los conocimientos, las actitudes y los valores son parte integral de la enseñanza, éstas forman parte de un todo que debe adaptarse a cada alumno, con el objetivo de estimular su imaginación de manera constructiva. El papel activo de los padres en este proceso es condición necesaria, porque deben reforzar los resultados positivos, ayudarles a ser más autónomos, y a conseguir grandes niveles de concentración. En España, hay colegios que siguen este modelo, en el que dominar dos o más lenguas es parte fundamental del programa educativo.

La idea de que los pequeños esconden un gran potencial que se debe canalizar de la forma más productiva también está detrás del método Waldorf. Este sistema, cuyas líneas maestras se han adoptado en varias escuelas a nivel mundial, procura estimular la creatividad, los conocimientos prácticos, los contenidos científicos y el desarrollo físico de los niños, desde una perspectiva global e integrada. Este modelo divide las etapas de aprendizaje en períodos de siete años, en función de las fases evolutivas del ser humano, y se busca que la enseñanza y el aprendizaje estén equilibrados con las particularidades de cada una de ellas.

El investigador Glenn Doman, creador del método Doman comparte la idea de María Montessori, quien consideraba que los niños son “esponjas” que absorben  información compleja y habilidades a un ritmo asombroso, de forma natural y sin esquemas preconcebidos. Para Glenn Dorman, los pequeños se divierten aprendiendo, y mantener esta actitud hacia el proceso de adquirir nuevos conocimientos debe prolongarse en todas las fases de la educación reglada para hacer aflorar el potencial de cada niño.

 

¿Has probado alguno de estos sistemas? ¿Qué opinión te merecen? ¿Crees que los sistemas educativos contemporáneos son mejores o más completos que las técnicas que usaron tus profesores en la escuela? ¿conoces algún otro método innovador de educación infantil? Dinos tu opinión o déjanos tu comentario en nuestra página de Facebook.