Archivo de la etiqueta: Liberty

Carrera Liberty: Una meta para todos

Hace algunos meses os hablábamos de las diversas carreras que se llevan a cabo en distintas ciudades de España, muchas de ellas por la integración de distintos colectivos y otras para fomentar el deporte desde edades tempranas.

Recuerdo haberos comentado con emoción el ambiente de esas competiciones y también recuerdo que os hablé de mi debilidad. La carrera que desde hace cinco años, liberty seguros organiza por la integración. Con el lema “una meta para todos” recoge el maravilloso espíritu que se respira en esta competición.

Como cada año, fui con mis hijas. Madrugamos, aún sabiendo que hacía frio y desde que comenzamos a desayunar ya estábamos nerviosas, se vistieron en un momento y se pusieron sus bonitas camisetas con el dorsal que habíamos dejado preparado por la noche. “2020”, todos los pequeños llevaban el  mismo número en honor a la candidatura olímpica de Madrid 2020. Cuando nos aproximábamos a la calle Goya ya se sentía el ambiente y los nervios volvían a florecer, no eran por el resultado ni por ganar ni nada parecido, eran porque otro año más teníamos la suerte de poder estar ahí, para aplaudir y gritar a toda esa gente que estaba allí. Unos con sus discapacidades otros con sus niños iniciándoles en el deporte, incluso había bebes (pues existe la categoría de chupetines).

Cuando se estaban preparando los participantes de la carrera por la integración, me fije en tres pequeños que no hacían más que sonreír, todos juntos de la mano, me acerque y pregunte a una chica que estaba cerca de ellos si era su mamá, me dijo que sí, se llamaba Macarena quizás no hablamos más de un minuto pero me pareció un ejemplo de persona y de vida. Con cuatro hijos, dos de ellos con síndrome de down, allí estaba a las 10:30 de la mañana con una bonita sonrisa en la cara dispuesta para correr con todos sus hijos en las distintas categorías a las que pertenecían. Me quedo con una cosa que me dijo hablando de sus pequeños con síndrome de down: “cada día es un regalo, nunca pierden la sonrisa y eso convierte el tiempo en especial”. Los hermanos preparados para su competición

Si algún año podéis, no dejéis de apuntaros a esta carrera, primero porque con vuestra inscripción ayudáis a una buena causa y segundo porque es un regalo, que os haréis a vosotros mismos, ver en un acto tan popular como es una carrera de atletismo la máxima expresión de amor que podáis encontrar, lo convierte en inigualable. Amor a los hijos, a la familia, a los amigos, al deporte, a los desconocidos… incluso a los animales, me encantó un perro que iba con su peto de “voluntario” acompañando a una pequeña con deficiencia,
¡cómo la acompañaba al cruzar la meta!!. Por último una mención especial al pequeñín que entró en último lugar tirando de su andador sin parar un segundo a descansar, me emocione al verle entrar en meta con su manita en alto y ver cómo se miraban él y su padre para terminar fundiéndose en un abrazo. Espero con impaciencia la próxima edición de la  carrera liberty para volver a disfrutar como este domingo.

De esta preciosa experiencia os dejo esta reflexión: Las metas las ponemos nosotros. Si no nos dejamos vencer por el “no puedo”, existe una meta para todos, tan solo tenemos que buscar la nuestra.

Si estuviste allí, o quieres compartir con nosotros una experiencia, déjanos tus comentarios, ya sabes que estaremos encantados de leerte.